Detectar el cáncer de próstata temprano puede no reducir la posibilidad de morir de cáncer de próstata.

Debemos ser conscientes de que la ciencia ha dado grandes pasos en cuanto a medicina se refiere, desde la tecnología hasta la forma de detectar los factores que llevan a tal o cual problema.

Sin embargo, aún existe un largo camino por recorrer para hacer detecciones 100% corrrectas y a su vez tener un tratamiento 100% eficaz.

Mientras esto sucede, habrá casos en donde dichas limitaciones abren las puertas a posibles daños y de esto trata este artículo.

La idea no es generalizar ni pánico ni esperanza, solo es informar y quien se encuentra facultado para ver un caso particular son los médicos. Dicho lo anterior, continuemos…

Cuando se utiliza en el cribado la prueba del antígeno prostático (APS) puede ayudar a detectar tumores pequeños que no causan síntomas.

El encontrar un pequeño tumor, sin embargo, no necesariamente puede reducir la probabilidad de un hombre de morir de cáncer de próstata.

Algunos tumores encontrados a través de pruebas de APS crecen tan lentamente que es poco probable que amenacen la vida de un hombre.

La detección de tumores que no amenazan la vida se denomina “sobrediagnóstico” y el tratamiento de estos tumores se denomina “sobretratamiento”.

El exceso de tratamiento expone a los hombres innecesariamente a las complicaciones potenciales y los efectos secundarios dañinos de los tratamientos para el cáncer de próstata temprano, incluyendo cirugía y radioterapia.

Los efectos secundarios de estos tratamientos incluyen incontinencia urinaria (incapacidad para controlar el flujo de orina), problemas con la función intestinal, disfunción eréctil (pérdida de erecciones o tener erecciones inadecuadas para las relaciones sexuales) e infección.

Además, encontrar un cáncer temprano puede no ayudar a un hombre que tiene un tumor de crecimiento rápido o agresivo que puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo antes de ser detectado.

La prueba de APS puede dar resultados falsos positivos o falsos negativos.

Un resultado falso positivo de la prueba ocurre cuando el nivel del APS de un hombre está elevado pero ningún cáncer está realmente presente.

Un resultado de prueba falso positivo puede crear ansiedad para un hombre y su familia y llevar a procedimientos médicos adicionales, como una biopsia de próstata, que puede ser perjudicial.

Los posibles efectos secundarios de las biopsias incluyen infecciones graves, dolor y sangrado.

La mayoría de los hombres con un nivel elevado de APS resultan no tener cáncer de próstata, sólo alrededor del 25 por ciento de los hombres que tienen una biopsia de próstata debido a un nivel elevado de APS realmente presentan cáncer.

Un resultado falso-negativo de la prueba ocurre cuando el nivel del APS de un hombre es bajo a pesar de que él tiene realmente cáncer de próstata.

Los resultados de las pruebas falsas negativas pueden darle a un hombre, a su familia y a su médico una falsa garantía de que no tiene cáncer, cuando de hecho puede tener un cáncer que requiere tratamiento.

Como ves, aún la ciencia y la medicina se encuentra en el camino de mejorar tanto las pruebas, los análisis, los diagnósticos y los tratamientos. La cuestión es darse la oportunidad de ponerse en buenas manos y continuar con lo que el equipo médico indique.