Como toda mamá preocupada por darle lo mejor a su familia, busco en la mayoría de los casos, darles lo mejor en cuanto a alimentación se refiere.

Entre las frutas y verduras, carnes y cereales, lácteos y grasas sobresale un tema que siempre me pone en jaque mate y es el azúcar.

Los niños aman los dulces y si bien en casa mantengo el control en lo que se compra y consume, definitivamente este se ve alterado cuando vamos a una fiesta infantil.

Entre la comida y la cantidad de dulces que llegan a circular, y eso me pone un tanto estresada. En una ocasión, además de la famosa mesa de dulces, hubo también una barra de helado que, para mi sorpresa, fue donde mis hijos fueron atraídos desde el principio.

Y sabías que ¿una porción de media taza de helado contiene aproximadamente 7 gramos de grasa, de los cuales 4.5 gramos son grasas saturadas insalubres. La misma porción de helado contiene entre 14 y 16 gramos de azúcar añadido? Pero todo esto también depende de la calidad y cantidad del helado que se consume.

A pesar de estos inconvenientes nutricionales, el helado contiene pequeñas dosis de ciertas vitaminas y minerales esenciales que son:

Calcio

El requerimiento diario de calcio está entre 1.000 y 1.200 miligramos. Una media taza de helado de chocolate contiene 72 miligramos de calcio, y la misma cantidad de helado de vainilla suministra 84 miligramos de este mineral esencial. El calcio apoya el desarrollo y mantenimiento de sus huesos y dientes. Este mineral ayuda a mantener su corazón latiendo correctamente y promueve la función adecuada de sus músculos y nervios. Obtener un montón de calcio en su dieta podría reducir su riesgo de hipertensión arterial, colesterol alto, cáncer de colon y accidente cerebrovascular.

Vitamina D

Necesitamos 600 unidades de vitamina D cada día hasta llegar a la edad de 70 años, después el requerimiento sube a 800 unidades. Una media taza de chocolate o helado de vainilla suministra 5 unidades internacionales. No muchos alimentos contienen vitamina D de forma natural siendo el helado uno de los pocos que lo hace. La vitamina D ayuda a absorber el calcio de los alimentos y desempeña un papel en el sistema inmunológico fuerte.

Vitamina A

Las mujeres adultas necesitan 700 microgramos de vitamina A cada día y los hombres necesitan 900 microgramos. Una media taza de chocolate o helado de vainilla suministra 78 microgramos hacia estos objetivos. La vitamina A promueve la visión normal y ayuda al cuerpo a producir glóbulos blancos sanos. La vitamina A desempeña un papel en el crecimiento celular y apoya el funcionamiento normal del corazón, pulmones y riñones.

Como podemos ver, un helado sí contiene ciertos nutrientes. Ahora bien, la cantidad de nutrientes en el helado no compensa las grandes cantidades de grasa saturada y azúcar.

Por lo que es importante comerlo con moderación, tal y como se debería tratar al ser un postre. Aquí lo importante es el no confiar en un helado para obtener calcio, vitamina D y vitamina A.

Un tip adicional es que cuando se va a comer un helado para el postre, elije las variedades con poca grasa. Una media taza de helado ligero de vainilla reduce la ingesta de grasa a 3.7 gramos, de los cuales 2.2 gramos están saturados.

También se obtiene más calcio (122 miligramos) y la misma cantidad de vitamina D y vitamina A con un helado regular.

Para un tratamiento más nutritivo, prefiere una porción de yogur fortificado bajo en grasa natural con fruta fresca para una dosis saludable de calcio, vitamina D y vitamina A sin toda la grasa y el azúcar que contiene el helado.

En fin, para una fiesta o un helado ocasional, no está mal… lo malo viene cuando se tienen un consumo alto.