El día de ayer, fui a unos laboratorios médicos donde se están produciendo unos medicamentos  para combatir los efectos del miedo en las personas ya que el miedo es uno de los factores, si no es que el mayor factor, responsable por los fracasos de los seres humanos en la vida. El miedo es también, aunque no se dice mucho,  responsable por muchos de los suicidios en las personas ya que el suicidio es uno de los síntomas de miedo más tajantes del miedo, responsable por la muerte de millones de personas alrededor del mundo.

El suicidio, por lo general, mantiene una secuencia de eventos que en conjunto le llevan a su conclusión, una conclusión que no solo afecta a aquellos quienes le cometen sino que a la familias de los mismos, siendo este un acto que puede efectivamente causar un efecto negativo de por vida  en todas estas personas. Muchas personas se cuestionan y condenan fuertemente al suicida acusándole de muchas cosas, sin embargo estas acusaciones deben de perder un poco de substancia y grosor al entender el porque suceden estas tragedias.

El suicidio es el resultado de la decisión de un individuo de acabar con su vida debido a circunstancias que rodean su vida. De hecho, cuando una persona entra en un cierto nivel de estado de conciencia, el suicidio resulta como algo cuasi natural,  ya que la mente y los sistemas humanos están diseñados para correr o pelear en situaciones de extremo peligro: el suicidio es esta vía de escape.

El estado de conciencia al cual me refiero cuando el suicidio se convierte en una vía de escapatoria natural, es cuando todos los elementos que conforman a la realidad de un individuo se vuelven tóxicos, parecido a lo que seria para animales de granja el estar en un establo en llamas, una condición que provoca de si o si que los animales se escapen y salgan a galope del lugar. Ahora bien, hemos de entender que no es tan fácil llegar a ese estado de conciencia a no ser por dos elementos claves: una tragedia mayor o niveles de inteligencia muy altos.

Cuando un ser humano recibe una tragedia mayúscula en su vida, su realidad cambia de inmediato y el ser humano no esta diseñado para recibir cambios abruptos de esta naturaleza. Estos cambios abruptos, causan en si una melancolía de tremendas dimensiones que aleja al individuo de la realidad y lo dispone en un infierno. Esto sucede mas cuando un individuo no deja ir las cosas y quiere retener algo que ya no existe.

Por el otro lado, cuando hablo de la inteligencia  demasiado alta es de los gatillos mas potentes para el suicidio, me refiero a que una inteligencia demasiado elevada causa que un individuo no se pueda establecer en la realidad puesto a que su realidad no es comprendida por nadie, lo que en si causa el mismo efecto.