Hace dos semanas tuve el privilegio de aprender a tomar y a leer un electrocardiograma en mis clases de fisiología.

El docente nos enseño desde saludar al paciente, decirle la maniobra que vamos a realizar, pedirle que se descubra de la cintura para arriba, al igual que retire todas las cosas de metal que lleve consigo como llaves, monedas, cinturón etc. Por ultimo pedirle que se recueste en la camilla; posteriormente nos enseño a colocar los electrodos (cuponcitos) en el tórax, son 6 electrodos, cada electrodo esta marcado (V1, V2, V3, V4, V5 y V6) dicha marcación es importante porque de ello depende la colocación de cada uno; V1 se coloca en el cuarto espacio intercostal, línea paraesternal derecha, V2 de igual forma en el cuarto espacio intercostal pero línea paraesternal izquierda, V3 va entre V2 y V4, V4 se coloca en el quinto espacio intercostal línea medio clavicular izquierda, V5 va en el mismo nivel que V4 pero en la línea axilar anterior izquierda y por ultimo V6 se coloca igual en el quinto espacio intercostal pero en la línea medio axilar izquierda, por otro lado también se deben colocar las 4 derivaciones en las extremidades, las cuales también están marcadas como brazo derecho, brazo izquierdo, pierna derecha,  y pierna izquierda.

Es muy importante que el paciente se mantenga quieto, que no se mueva ya que puede sesgar la toma del EKG y por ende los resultados, otra cosa que condicionaría a interferencias es el uso de metales como ya lo había mencionado e igualmente la mala colación de los electrodos, por eso hay que aprender como a contar los espacios de manera anatómica para evitar errores. Al final se imprime el electrocardiograma para su posterior lectura. Al termino de mi clase me sentí muy bien porque aprendí a hacer una buena toma, pude practicarlo y me salió muy bien.

El día de ayer que estuve en la clínica, llego a consulta una paciente con un posible diagnostico de arritmia, nos enseñó su electro que le habían realizado, pero oh sorpresa! El electro estaba mal tomado, tenía mucha interferencia y obviamente era imposible de leer, así que no pudimos dar un diagnostico final; la paciente nos comentó que el doctor que le había realizado la toma se veía muy joven, probablemente era un estudiante de medicina que apenas empezaba a practicar y que incluso se veía un poco nervioso; La doctora mencionó que solo practicando se aprende y decidió mandarle otra solicitud para que le pudieran realizar otro EKG.

Desde mi punto de vista es muy importante que los médicos docentes, les enseñen a los estudiantes una buena técnica para la toma del electrocardiograma, ya que muchas veces creen que nosotros como estudiantes ya lo sabemos todo y omiten ciertos pasos o ciertas técnicas y como resultado hay una mala toma, lo que lleva en el mejor de los casos, a una perdida de tiempo de los pacientes o en el peor de los casos a no hacer un diagnostico oportuno a tiempo.